{guanajuato}



Dos destinos que tenía pendientes por conocer eran Guanajuato y San Miguel de Allende; Cuatro días bastaron para conocer estas ciudades que siempre ganan menciones como las favoritas por los viajeros así que busqué un pretexto más para ir, y qué mejor que el Festival Internacional Cervantino que este año se lleva a cabo del 7 al 25 de octubre, teniendo como eje temático: "La ciencia del arte. El arte de la ciencia y Transiciones". En esta su XLIII edición, Colombia, Chile y Perú, así como el estado de Morelos, son los invitados de honor. Este año participan según fuentes de la página oficial, 3 mil 460 artistas de 34 países en 146 espectáculos de artes escénicas y 184 funciones.

Un viaje directo de Cancún a Guanajuato (Aeropuerto Internacional del Bajío o de Guanajuato) por Volaris de solo 2 horas 30 minutos me llevaron hasta esta ciudad que ofrece además de gran ambiente en estas fechas, mucha historia, un agradable clima y mucha diversidad cultural.

¿Dónde dormir?
El Mesón de los Poetas (Positos No. 35, esquina Juan Valle, Centro Histórico)
Gran ubicación, cerca de todos los lugares que tienes que conocer en tu visita a Guanajuato como la Universidad de Guanajuato, la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato, el Jardín de la Unión, el Teatro Juárez, la Plaza de la Paz, la Plaza de San Fernando y Museos.

Su arquitectura y decoración evocan a la ciudad misma con patios y pasillos que recuerdan a los famosos callejones. Sus cuartos son de categoría especial con todas los servicios que esto conlleva, definitivamente un hotel para recomendar.

¿Qué comer?
Los antojitos estarán a la orden del día, desde unos suculentos elotes o esquites, hasta los famosos Dorilocos, no sabes qué es eso, pues aquí te va, una bolsa de Doritos Nachos con cueritos, churritos, cacahuates, salsa Valentina, limón, chile… uff picaba mucho. También encontrarás puestos de chicharrones, tacos, tamales, tortas, y hasta los típicos hot dogs a solo 4 x 25 pesos por si tu presupuesto es limitado. Lo típico son las enchiladas mineras y las Guacamayas (tortas).
No dejes de ir al Mercado Hidalgo.

Algo extra especial fue que encontré solo un puesto que ofrecía "Cebadinas", esta bebida es muy común en León pero al parecer en Guanajuato no tanto, este puesto está ubicado en Jardín Reforma. La "Cebadina" me encantó; se llama así porque se prepara a base de cebada, se le agrega un concentrado de frutas y bicarbonato de sodio. No se deja fermentar, por lo cual no tiene alcohol, hay que tomarla de inmediato porque si no de derrama, esto porque al agregarse la cucharada de bicarbonato de sodio se gasifica y hace espuma. Esta delicia a solo $10 pesos.

¿Qué visitar?
Monumento al Pípila, por un momento pensé no subir, qué error más grande hubiera cometido, creo es una obligación hacerlo y pasará a ser un gran placer tener esa vista, que me tomó unos 20 minutos caminando, subiendo escaleras y jadeando. La recompensa es tomar la mejor foto de la ciudad. 

El Cervantino
La gente hace de este festival algo sin igual, el público es muy participativo, entusiasta y cálido. La agenda que este festival ofrece es extensa inclusive si asistes solo a los eventos gratuitos; con puntualidad y escenarios majestuosos, obras de teatro, presentaciones de música, danza, exposiciones de artes visuales, cine, entre otras se lucen en cada uno de los recintos.

Mención especial a las Estudiantinas, que hacen pasar un rato muy agradable y divertido con sus ocurrencias y cantos a través de las calles del centro histórico.



























Mi próxima entrada será sobre San Miguel de Allende donde el buen gusto se destaca en sus calles.
Más fotos en mi Instagram: alichara___

Comentarios

Entradas populares