{san francisco}

Visitar San Francisco fue una experiencia única desde que decidimos -mi hermana y yo- visitarla, ello implicaba un mini road trip de Los Angeles a San Francisco, desde ese momento se tornó emocionante, un trayecto de poco más de 6 horas nos llevó a esta bonita ciudad de los Estados Unidos que sin duda se queda en tu corazón.


 

Sé que siempre recomiendo los Hostelling International, pero es que en verdad, valen tanto la pena al menos en los Estados Unidos, que si no fuera así no se los mencionaría una y otra vez… Yo quería quedarme en el ubicado en Union Square, rodeado de tiendas increíbles pero no encontré disponibilidad y qué bueno, porque fue así como me tocó disfrutar de HI San Francisco - City Center, literal como lo dice su sitio: Albergue con estilo e instalaciones propias de un hotel boutique, céntrico, pero lejos de los circuitos turísticos -eso significa para mi puntos extras porque te hace conocer un poco más allá de lo que todos ven-. El hotel, porque de hostal no le vi nada, en verdad fue un deleite, tranquilo, sofisticado, gran ambiente, excelente ubicación y precio. Una verdadera joya para tu viaje. 

Tip: El amable recepcionista nos recomendó para cenar Lers Ros Thai, restaurante a unos pasos del hostal que si está lleno, vale la pena esperar una mesa.

Golden Gate
Qué dicha es visitarlo, sin duda, la sensación es de que en este mundo hay que soñar en grande. Aunque la neblina y la lluvia escondían gran parte del famoso puente, a mi me pareció espectacular (amo este tipo de clima) y pese a que literal me congelaba para mi no pudo ser más perfecto.



Lombard Street
Extremadamente pintoresca, una de las calles más famosas del mundo, Lombard Street, me contagió una felicidad que no puedo describir. Es como estar en un "set" para una película infantil donde pasar en coche por esta pendiente con 8 curvas trazadas en zig zag es de lo más divertido… de igual forma lo es bajar o subir por sus escalinatas laterales y ver qué tan buena condición tienes.



Observar la arquitectura y los jardines de las casas que la acompañan son una de las más bellas postales de San Francisco. Puntos extras para la espectacular vista a la bahía que se consigue estando ahí.



Calles que fascinan
Si tienes oportunidad anímate y ve a Great Hwy a disfrutar de una vista al océano pacífico sin igual, la inmensidad de sus playas y la sensación de que el horizonte se pierde ante tus ojos es inigualable.


A unos pasos se encuentra Judah Street, en ella no te puedes perder de buenas opciones para tomar un café como en Outerlands, comer algo delicioso en Beach Side o en Java Beach Cafe y de entrar a General Store una tienda de diseño que te va a encartar, dale un vistazo a su página y me darás la razón. Encontrarás hermosos diseños, originales, inteligentes y funcionales para hacer de tu armario o tu espacio algo único.


Ya en el centro paseando por el Civic Center, pasamos por Hayes Valley e inmediatamente supimos que estábamos en una zona cool al encontrarse Miette (Octavia St) una moderna, alegre, encantadora y deliciosa pastelería con gran variedad de productos, desde hermosos pasteles, perfectos cupcakes, galletas, macarons, dulces y chocolates que te harán suspirar. En Hayes St encontrarás locales con mucha propuesta como Aether, inmediatamente lo ubicarás por su fachada estilo contenedor y sus vitrinas con ropa para hombres y mujeres, restaurantes con mucho "charming" como La Boulange, riquísimas pizzas en Patxi's y Lavish, una tienda con productos bellamente diseñados, un verdadero confort visual.





Noe Valley 
Este barrio en la parte central de San Francisco, es sin temor a equivocarme el área donde me gustaría vivir si lo hiciera en esta ciudad. La historia cuenta que este barrio al igual que muchos otros comenzó a ser para la clase trabajadora (para los empleados y sus familias). En los últimos años se fue aburguesando hasta ser considerado actualmente un barrio de lujo. Es el hogar de profesionistas y parejas jóvenes con niños. Las casas aquí llegan a venderse según Wikipedia -mi fuente de confianza-, en dos millones de dólares o más. Y así es como Noe Valley luce acogedor, hogareño, con niños caminando en grupos con uniformes escolares, personas caminando y paseando por sus calles, comprando en Whole Foods Market, viendo antigüedades en When Modern Was, o abasteciéndose en Chocolate Covered o de dulces en la tienda de ensueño Buttons Candy Bar.



No dejes de visitar: 
Downtown, Yerbabuena Center, Little Italy, Chinatown, Russian Hill, Castro St, SOMA, Haight Ashbury, Mission... Cada rincón de esta ciudad vale la pena. I Love You San Francisco.

Comentarios

Sabrina ha dicho que…
Alicia!! ahora ya quiero ir a San Francisco tambien, por cierto la guia que me diste de Nueva York fue super padre. Cuando te animes a visitar un lugar con mas lluvia y neblina con mucho gusto aqui estoy en Seattle, Portland es una ciudad muy bonita tambien por si organizan un tour vale mucho la pena, ya de aqui se siguen a Vancouver. Muchos Saludos =) Sabrina

Entradas populares